La Facultad de Ciències de la Comunicació de la Universidad Autònoma de Barcelona (UAB) acogió este viernes una jornada sobre periodismo móvil en el marco del proyecto “European Youth News Exchange” impulsado por la Unión Europea. En el proyecto, además de la UAB participan la radiotelevisión pública croata (HRT), la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Zagreb, la universidad irlandesa IADT y Telecentar.

Según los organizadores, el proyecto tiene como objetivo “contribuir al empoderamiento de una ciudadanía joven activa, aumentando su capacidad para su participación política y social”. Con este plan, la UE tiene como propósito combatir el paro juvenil, que en la Unión, ha alcanzado el 22,9%.

La jornada, que fue presentada por la investigadora de la misma facultad, Laura Cervi, fueron invitados Nuria Fernández, investigadora de la UAB y autora del libro “MoJo: Manual del periodismo móvil”, Miguel Ángel Martín, Director del Instituto de Radiotelevisión Española, además de Josefina Valtier, estudiante del master de periodismo de viajes que participó en el proyecto de periodismo móvil que desarrolla RTVE.

La transcendencia del “Y-NEX”

La jornada se desarrolló bajo la atenta mirada de los alumnos de periodismo de la asignatura “Comunicación, Alfabetización y Comunicación Mediática”. Durante la mañana, Laura Cervi subrayó la importancia de que el periodismo móvil esté siendo apoyado por la Unión Europea y justificó el interés de instituciones educativas en este campo del periodismo. “Las universidades están interesadas en el periodismo móvil porque ahora se están enseñando cosas paleolíticas”, sentenció la docente. Asimismo, advirtió de la importancia de este proyecto, pues ahora “para ser libres, necesitamos ser alfabetizados mediaticamente”.

Cervi explicó que el “European Youth News Exchange” consta de 6 módulos: alfabetización mediática y derechos humanos, la tecnología del periodismo móvil, la narrativa del periodismo móvil, producción periodística con teléfonos móviles, propiedad intelectual y emprendimiento digital. Desarrollados por cada una de las instituciones participantes. La plataforma, según afirmó Laura, es de libre acceso si el autor del trabajo periodístico lo permite y permite publicar en cinco idiomas diferentes: español, croata, holandés, inglés y francés.

Josefina Valtier, Laura Cervi y Miguel Ángel Martín (De izquierda a derecha)

Por su parte, Núria Fernández presentó su libro “MoJo: Manual del periodismo móvil”, en colaboración con otros autores, en el que pretenden definir qué es el periodismo móvil, qué recursos se están utilizando para desarrollar esta práctica, así como las aplicaciones que están permitiendo desarrollarla.

Al ser preguntada por la utilización del teléfono móvil en el denominado periodismo ciudadano, Nuria dejó claro que el periodismo tradicional puede convivir con el periodismo móvil, a pesar de que el “smartphone” sea utilizado por ciudadanos no periodistas para elaborar sus propios contenidos contenidos.

El proyecto “Periodismo Móvil” de RTVE

Dos de los capítulos de dicho manual han sido escritos por otro de los invitados, el Director del instituto de RTVE, Miguel Ángel Martín, quien quiso explicar que el periodismo móvil no es tan nuevo como parece, pues siempre ha sido un instrumento utilizado para transmitir información, aunque no siempre periodística.

Miguel Ángel destacó que cada vez más se hace “periodismo móvil” y prueba de ello es la cadena de televisión suiza que dio a conocer durante su ponencia, BlueTV, que emite todos sus contenidos grabados y editados por “smartphones”.

Por si fuera poco, el ponente anunció que RTVE próximamente lanzará una app que permitirá a los trabajadores de la corporación grabar, editar y enviar directamente a la redacción contenidos obtenidos con dispositivos móviles.

Por último, quiso presentar los diferentes reportajes que RTVE ha llevado a cabo con teléfonos móviles, en los que han participado estudiantes, profesores, realizadores entre otros profesionales. Algunos de los temas abordados fueron el Salón del Manga de Barcelona y la problemática de los “Manteros”.