Pablo Mena Herreros

Los estudiantes de Periodismo sufren la falta de correlación entre lo que aprenden en las aulas y lo que se encuentran en la vida real. Por ende, el periodismo del futuro no está preparado para los cambios que ya están implantándose, dado que “las universidades de Periodismo se están quedando atrasadas porque enseñan cosas paleolíticas”. Lo dice Laura Cervi, precisamente docente en la Facultad de Comunicación de la UAB, quien ha participado el pasado 22 de septiembre en la jornada de periodismo móvil promovida por el proyecto European Youth News Exchange. En ella han participado también Nuria Fernández, investigadora de la misma universidad, Miguel Ángel Martín, director del Instituto RTVE y Josefina Vatier, graduada en Periodismo y estudiante del Máster Periodismo de Viajes.

Al igual que Y-Nex, todo proyecto nace de una necesidad. En este caso, la necesidad imperial es desarrollar algo de lo que se habla mucho pero que tiene pocos espejos en los que reflejarse: el periodismo móvil. Se trata de un consorcio heterogéneo que tiene claras las virtudes de esta nueva vía para contar historias mediante la tecnología al alcance de cualquiera, pero también sus inconvenientes. El teléfono es menos intimidatorio que un equipo de grabación profesional, pero a su vez transmite menos seriedad. Sin embargo, lo importante sigue siendo el contenido de las historias y no tanto los recursos que se utilizan para procesarlas y publicarlas.

Gracias a Y-Nex, es posible encontrar un espacio donde intercambiar noticias con calidad periodística, de forma que existe un filtro. Cabe recordar que, por muy accesible que sea la tecnología móvil para la ciudadanía, esta debe quedar claramente diferenciada de los periodistas. En cambio, en el contexto actual, es fundamental que las personas estén alfabetizadas mediáticamente. De lo contrario, existe el riesgo de que pasen a la exclusión por falta de competencias. Lo reconoce una institución del calibre de la UNESCO, que lo considera un factor de libertad humana.

IMG_20170922_162157
Josefina  Vatier (izquierda) y Laura Cervi (derecha), en el Aula Magna de FCC en UAB

De acuerdo con la exposición de Laura Cervi, desde el proyecto por el periodismo móvil cuentan con un total de seis módulos y que cada uno trata apartados fundamentales: alfabetización y derechos humanos, tecnología, storytelling, producción, derechos de propiedad y emprendimiento. En relación al conjunto del periodismo móvil, es fundamental tener presente que requiere una narrativa nueva y específica, dado que se trata de un formato nuevo. Por ejemplo, porque la lectura en pantallas es distinta a la que se hace en papel, tanto por el punto de focalización como por el tiempo que tarda en cansarse el ojo humano.

Un claro testimonio de concienciación sobre la importancia del periodismo móvil lo ha dado Josefina Vatier, quien ha admitido rechazar originalmente ciertos recursos que ofrece esta nueva forma de entender el periodismo, como son las retransmisiones en directo con pequeños dispositivos. Desde otro punto de vista, Miguel Ángel Martín ha podido hacer una amplia exposición de los asombrosos recursos que tiene el periodismo móvil, dado que es un experto y habitual en la materia. Desde 1878 que se usó un teléfono con un fin periodístico por primera vez, este ámbito ha evolucionado sobremanera. Pasando por la primera foto que se transmitió entre este tipo de dispositivos en 1997, hasta 2007 que un grupo de periodistas empezó a trabajar con los mismos, se han llegado a desarrollar ingeniosas aplicaciones de gran utilidad.

IMG_20170922_151415
Laura Cervi (izquierda) y Miguel Ángel Martín (derecha), en el Aula Magna de FCC en UAB

Una de las más básicas sería Vimojo, que se caracteriza por una edición rápida habitualmente empleada para noticias rompedoras e instantáneas que deben publicarse cuanto antes. En el rumbo de la profesionalización está FILMIC, que permite muchas más opciones de edición, pero no tanto como Luma Fusión, que ofrece una gama de posibilidades equiparable a la del Adobe Premiere. Cinco capas de vídeo, opciones para cambiar o añadir cualquier tipo de contenido, son algunas de las opciones que permiten producir un buen documental. En cuanto a los directos, una de las opciones más deseables es LiveU, exclusiva y diseñada específicamente para móviles.